Tecnología Aplicada al Entrenamiento Deportivo: Pulsómetros (II)

Desde hace pocos años están apareciendo en el mercado dispositivos ópticos capaces de medir del pulso cardíaco usando tecnología led.

El método utilizado por estos monitores de ritmo cardíaco se denomina Fotopletismografía (PPG) y consiste en detectar las variaciones en el flujo sanguíneo que se producen en cada latido midiendo la cantidad de luz que es absorbida y/o reflejada bajo la piel.

Figura 1: Medidor Óptico de Ritmo Cardíaco de Scosche

Los dispositivos generalmente se colocan en la muñeca o el antebrazo del deportista con los emisores leds en contacto con la piel. A pesar de que la técnica es relativamente sencilla es muy difícil conseguir mediciones precisas del ritmo cardíaco pues hay diferentes variables que afectan en gran medida a la medición:

  • El color de la piel: El ser humano tiene un rango muy diverso de tonalidades en la piel y con diferentes niveles de absorción de luz. Las pieles oscuras absorben mucha más luz que las claras lo que dificulta realizar medidas precisas. De igual manera existen muchos problemas en las mediciones sobre pieles tatuadas o con mucho vello.
  • Localización del Sensor: La parte del cuerpo en la que coloquemos el sensor influirá en la precisión de la medida. Aunque muchos dispositivos se colocan sobre la muñeca, el antebrazo es considerablemente mejor pues existe una mayor densidad de capilares sanguíneos bajo la piel. Sin embargo, como veremos más adelante, son pocos los dispositivos actuales que se colocan en el antebrazo (aunque son los más precisos).
  • Ruido Óptico: Existen diferentes elementos que introducen ruido en la señal óptica dificultando la detección del ritmo cardíaco. Cualquier señal de luz adicional que reciban los leds impedirá el correcto funcionamiento, de ahí la importancia de la correcta colocación de los sensores. Además el movimiento del atleta durante la carrera también afectará a la medición muy especialmente cuando se produce el “efecto cruzado” que consiste en una incorrecta interpretación del pulso cardíaco por los sensores cuando la cadencia de carrera se equipará con el ritmo cardíaco.
  • Otros aspectos como la temperatura ambiental (especialmente temperaturas por debajo de los 10-12 grados) o las variaciones rápidas en el ritmo cardíaco pueden afectar también a la precisión de la medida.

Al igual que sucede con las bandas pectorales los dispositivos ópticos de monitorización de ritmo cardíaco transmitirán vía radio la señal de pulso al receptor, como es el caso de los modelos de las marcas Scosche y Mio.

Figura 2: Diferentes Modelos de Sensores Ópticos de Frecuencia Cardíaca de la Marca Mio

Sin embargo en los últimos modelos de monitores deportivos de las principales marcas como Garmin, Polar, Suunto, Tom Tom,… se han incorporado sensores ópticos de medición de frecuencia cardíaca  que permiten no tener que utilizar ningún tipo de accesorio adicional.

Sin embargo en los últimos modelos de monitores deportivos de las principales marcas como Garmin, Polar, Suunto, Tom Tom,… se han incorporado sensores ópticos de medición de frecuencia cardíaca  que permiten no tener que utilizar ningún tipo de accesorio adicional.

Figura 3: Garmin Forerunner 735 con Sensor Óptico de Pulso

La precisión de estos sensores incorporados a los monitores deportivos mejora en cada nueva versión que sale al mercado, sin embargo no alcanzan todavía a los sensores independientes como Mio y Scosche ni a las tradicionales bandas pectorales. Las divergencias se pueden observar sobre todo en las variaciones rápidas de ritmo cardíaco como las que se producen durante los intervalos de intensidad alta (HIIT).

En las Figura 16-19 podemos ver los errores de medición de dos dispositivos deportivos con sensor óptico incorporado (Garmin Fenix 3 HR y Garmin FR 235) respecto al medidor óptico Scosche y la banda pectoral HRM-TRI de Garmin en diferentes condiciones de entrenamiento. Cómo se ve las divergencias son especialmente apreciables en los intervalos con cambios bruscos en la frecuencia cardíaca (DC Rainmaker, 2015-2016).

Figura 4: Garmin Fenix 3 HR (sensor óptico) Vs Garmin  FR920XT con HRM-TRI (banda pectoral) en entrenamiento de carrera (series)

Figura 5: Garmin Fenix 3 HR (sensor óptico) Vs Garmin FR920XT con HRM-TRI (banda pectoral) en entrenamiento ciclismo (sobre adoquines)

Figura 6: Garmin Fenix 3 HR (sensor óptico) Vs Scosche Vs Garmin FR920XT con HRM-TRI (banda pectoral) en entrenamiento ciclismo (indoor)

Figura 7: Garmin FR 235 (sensor óptico) Vs Scosche Vs Garmin HRM-TRI (banda pectoral) Vs HRM4 (banda pectoral) en entrenamiento en clima muy frío

By | 2018-05-27T09:32:43+00:00 septiembre 21st, 2017|Blog, Tecnología|

About the Author: