Monitorización de Variables en la Carrera: Distancia, Tiempo y Velocidad

La carrera como disciplina deportiva de resistencia ha alcanzado mucha popularidad en los últimos años. En general la mayoría de los deportistas que practican la carrera de resistencia, ya sea como disciplina única o como parte de un deporte multidisciplinar (duatlón, acuatlón, triatlón,…) entrenan y compiten al aire libre y en circuitos de muy diferentes tipos: circuitos urbanos, circuitos campo a través, carreras de montaña…

Figura 1: Garmin FR 235 con GPS

Son pocas las veces que los atletas de estas modalidades deportivas utilizan las pistas de atletismo para sus entrenamientos y/o competiciones. Por ese motivo es necesario, para monitorizar el entrenamiento de estos deportistas, contar con algún dispositivo que nos permita medir variables como la distancia recorrida, velocidad/ritmo, etc. (variables fácilmente medibles en una pista de atletismo). El dispositivo más habitual para medir estas variables es el GPS. Actualmente la práctica totalidad de los dispositivos deportivos para monitorizar la carrera incluyen un receptor GPS.

Hay situaciones, sin embargo, en las que el uso del GPS para medir distancias o ritmos de carrera no es la solución más adecuada:

  • Entrenamiento en cinta rodante sin recepción de señal de GPS
  • Entrenamiento en entornos con gran densidad de árboles/edificios que dificultan la recepción de la señal. Lo que reduce la precisión del GPS de un 97-98% a un 80-95%.

Para situaciones como las que hemos mencionado una alternativa es el uso de los podómetros de pie o “footpods”.

Figura 2: Footpod SUUNTO colocado en la zapatilla

¿Qué es y cómo funciona un podómetro?

Un podómetro es un pequeño dispositivo que se coloca en la zapatilla de uno de los pies del corredor, generalmente usando los cordones para su sujeción, y que permite medir la distancia y la velocidad de desplazamiento del corredor.

El podómetro contiene en su interior una serie de acelerómetros que calculan el movimiento del corredor, lo que le permite obtener medidas precisas de distancia y velocidad independientemente del ritmo y de la longitud de zancada del corredor.

La precisión de un podómetro es de aproximadamente un 90% pero con un sencillo proceso de calibración se pueden alcanzar precisiones de un 98-99% lo que en algunos casos es superior a la precisión del GPS. Además mientras los GPS son muy imprecisos cuando se trata de medir el ritmo instantáneo de carrera (un dato que a menudo el corredor necesita conocer durante los entrenamientos y competiciones)  los podómetros sí nos dan esa información con gran precisión.

El uso de un podómetro ya sea como sensor único para medir distancia/velocidad o en combinación con un receptor GPS aporta además las siguientes ventajas:

  • Nos aporta información de la cadencia (número de zancadas por minuto) lo que es una medida útil para evaluar la técnica/eficiencia de carrera.
  • Nos permite medir variables como la distancia/velocidad/ritmo en entornos con ausencia o deficiencia de señal de GPS.
  • Algunos dispositivos deportivos, como es el caso de los modelos FR235, Fenix3, 910XT, 920XT y Epix de Garmin, permiten utilizar de forma combinada el GPS y el footpod. Usando el primero para medidas de distancia y el segundo para determinar el ritmo instantáneo. Algo muy útil por ejemplo en entrenamiento intervalado.

Figura 3: Ejemplos de podómetros de diferentes fabricantes

En la actualidad la mayoría de los principales fabricantes de dispositivos deportivos tienen entre sus accesorios un podómetro con diferentes opciones de conectividad (ANT+, Bluetooth Smart, …).

BIBLIOGRAFIA

  • Footpod. (s. f.). http://fellrnr.com/wiki/Footpod
  • Kram, R., & Taylor, C. R. (1990). Energetics of running: a new perspective. Nature, 346(6281), 265-267. https://doi.org/10.1038/346265a0
  • Running Sensors. (s. f.). http://fellrnr.com/wiki/Running_Sensors
By |2018-09-07T18:32:09+00:00septiembre 25th, 2017|Blog, Carrera, Running, Tecnología|

About the Author: